I Encuentro de Patchwork en Santa Pola

¡Qué ganas tenía de publicar esta entrada!

Hace más de dos años, todos los martes en el Centro Cívico, María Teresa Aldeguer y Ángeles Martínez dan clases de patchwork solidariamente. Las alumnas tan sólo pagamos 2 euros por sesión, donativo para colaborar con la Asociación Colibrí de Esclerosis Múltiple.

Después de todo este tiempo las profesoras, junto con la Asociación han tenido la excelente idea de organizar el Primer Encuentro de Patchwork en Santa Pola.

Así que si te gustan las labores, los productos handmade etc ¡No te puedes perder este evento! Ven a pasar la tarde del 8 de junio con nosotras.

Si estás interesado/a en participar puedes ponerte en contacto con Maite Aldeguer en maitealdeguer61@gmail.com.

Cartel.patchwork.santapola

Esperemos sea el primero de muchos encuentros en mi querida Santa Pola 🙂

Bolso porta – ordenador (Patchwork)

¡Qué ganas tenía de publicar esta entrada!
El mismo día que terminé el quilt navideño, después de la clase se lo enseñé a unos amigos y hablando con ellos ví que tenían que transportar habitualmente un mini ordenador de apple (con su teclado). Bromeando les comenté que muchas compañeras habían hecho bolsos para transportar sus cosas, pero que todavía no me había animado a hacer ninguno.La conversación derivó en la posibilidad de hacer una bolsa para transportar el ordenador, pero como sobre todo lo iba a llevar un chico la quería totalmente lisa para no llamar mucho la atención.

Les prometí que lo haría liso… pero no he podido evitar la tentación de poner la típica manzana de apple, eso sí en blanco y discreta.
Y bueno, no tenía suficiente tela gris para hacer el interior en gris, así que escogí un retal de tela que me habían regalado en una tapicería.
Dentro le hice un bolsillo para colocar el disco duro y en la parte de fuera se puede guardar el teclado y alguna cosita más.

Mi primer trabajo de Patchwork "La Casita"

Hace aproxidamente un año, gracias a mi amiga Inés (un solete), empecé a ir a clases de Patchwork. Debo confesar que no pensaba que fuese a saber sostener una aguja, y mucho menos, que un año más tarde siguiese aprendiendo a hacer pequeñas labores.Las clases son los martes en el Centro Cívico (Santa Pola). Lo mejor de todo es que, yendo a aprender y compartir esta afición, colaboras con la Asociación Colibrí de Esclerosis Múltiple.

Es realmente admirable ver como las profesoras, Maite y Ángeles, dedican su tiempo y conocimiento por tan buena causa. Os invito a visitar el nuevo blog de mi profesora Maite… ¡todo un lujo poder contar con ella!.

La casita es la primera labor que hacemos en clase para entender un poco en qué consiste hacer patchwork.
Para empezar fuí recolectando retales de tela (prestados, pues no sabía si esto iba a ser una fiebre pasajera), después recorté el patrón en plastico transparente, las telas… y empecé a coser por primera vez.
Por supuesto, no es el mejor trabajo del mundo, pero estoy encantada de ver mi cojín “hand made” y que tan buenos ratos me ha dado.