Escapada a la Sierra de Albarracín

En el puente de noviembre he tenido la suerte de visitar uno de los pueblos más bonitos de España… Albarracín, y la verdad es que es encantador.

Albarracín

Ha sido una escapada breve pero genial para desconectar y descubrir nuevos paisajes. Lo digo muchas veces y no me cansaré de repetirlo: tenemos en España multitud de lugares por conocer, muchos de ellos muy cerca de nuestras ciudades.

En este caso estabamos a menos de 4 horas de Alicante, así que bastaba con levantarnos pronto y salir con la pequeña maleta y la sonrisa puesta.

Nos alojamos en La Posada de Santa Ana (Tramacastilla), un hotel rural muy acogedor que cuida cada detalle. Nada más llegar en la habitación teníamos dos frutas de Aragón (dulce típico de la zona) y una botella grande de agua, detalles que se valoran muchísimo 🙂

Tras hacer el check-in nos fuimos a comer, escogimos un restaurante (Erase una vez… el mundo al revés) que estaba muy cerca del hotel y que un señor del pueblo nos dijo que comeríamos bien. No se equivocaba, pedimos para compartir jamón de Teruel, una ensalada muy rica y variada, croquetas y chuletas para compartir, sin olvidar el postre: Tiramisú.

albarracin2

Después de cargar las pilas nos fuimos a Albarracín. Estabamos a 14 km y la carretera era muy agradable para disfrutar del paisaje. Teníamos reservado a las 16:30 h. visita guiada con El Andador. Fue muy buena idea pues conocimos lo más destacado de la ciudad (sí, es ciudad… nos lo explicaron en la visita guiada) y tuvimos la oportunidad de visitar una casona noble del S. XVII. No tenemos fotos de la casa pues no estaba permitido 😦

Terminada la visita ya había anochecido, pasamos por el Restaurante El Rincón del Chorro, nos gustó y vimos que en la barra había gente tomando un gin tonic preparado que tenía muy buena pinta… así que ¿Por qué no tomar un buen digestivo? C360_2013-11-01-18-26-25-139

Nos pedimos dos gin tonics y revisamos las fotografías comentando lo que habíamos visto hasta ahora ¡Estábamos encantados!. Sin darnos cuenta, acabamos hablando con la gente que estaba en la otra barra y conocimos a  Marga, una mujer muy maja que tiene unos apartamentos “La Casa Grande de Albarracín“. Hemos visto la web y como ya le comentamos esperamos volver con amigos por allí.

Tuvimos una charla muy animada de la vida, del turismo y del lugar. Nos aconsejó varios sitios que marcaron nuestro viaje. Debo admitir que normalmente me encanta prepararme los viajes pero esta vez por trabajo, cursos etc apenas había tenido tiempo de mirarme la información y me encantó la posibilidad de que alguien de la zona nos aconsejase teniendo en cuenta que era puente y Albarracín estaba plagado de turistas.

Con tanta charla… llegó la hora de cenar y Marga nos aconsejó hacernos fuertes en la barra (el restaurante estaba completo) y picar algo allí… fuimos obedientes y nos quedamos. Cenamos de maravilla, con motivo de las Jornadas Gastronómicas de las Setas tomamos un revuelto con setas delicioso, unas

Al salir del restaurante notamos el cambio brusco de temperatura y nos fuimos ilusionados a la posada para encender el fuego.

El sábado nos levantamos con energía dispuestos a hacer alguna ruta y conocer de primera mano la sierra de Albarracín. Clara (de La Posada de Santa Ana) nos aconsejó hacer la “Ruta del Molino Barranco Hondo” 11km. y nos prestó un libro de rutas de la Sierra de Albarracín.

ruta.tramacastilla

Disfrutamos mucho del paisaje, de respirar aire puro, de ir sin prisas, del almuerzo…

seleccion.ruta

río.guadalaviar Aquí tenéis una foto del río Guadalaviar, que tras su paso por Teruel pasa a denominarse río Turia.

posada.chimenea

Esa noche, siguiendo los consejos de Marga, cenamos en Hospedería el Batán, un sitio acogedor donde disfrutamos de una cena agradable. Estaba todo delicioso aunque nos pareció algo elevado de precio respecto a los otros restaurantes.

Después de  la cena regresamos a nuestra posada y encendimos la chimenea ¡Qué paz!.

Y llegó el domingo, aunque era nuestro día de regreso, quisimos aprovechar bien el día y conocer Sierra Alta (1914 m.), una cumbre con unas vistas fantásticas de la Sierra. Dejamos nuestra firma en la libreta y disfrutamos unos minutos del paisaje perdiendo la mirada en el horizonte.

sierraalta sierraalta2

Teníamos reservado para comer cabrito asado en el Rincón del Chorro pero antes optamos por desviarnos en el camino y detenernos en la Cascada de Calomarde. Aunque nos habían advertido que la cascada (por escasez de lluvias) no estaba en su máximo esplendor, una vez más quedamos maravillados con la naturaleza. Pero tendremos que hacer caso a los locales y volver algún día para comprobarlo ;).

El cabrito asado fue lo mejor para despedirnos y quedarnos con buen sabor de boca y ganas de volver.

Espero os haya gustado el post, ¡hasta la próxima!

DSC_0051

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s